viernes, 2 de marzo de 2012

EL ROSARIO COMPLETO CON ORACIONES Y REFLEXIONES

ESCRITOS SOBRE EL SANTO ROSARIO DE LA SANTISIMA VIRGEN.-

                              RECEMOS EL SANTO ROSARIO.-

                                            REFLEXION

¨Con el Rosario, el pueblo cristiano aprende de María a contemplar la belleza del rostro de Cristo y experimentar la profundidad de su amor.  Mediante el Rosario, el creyente obtiene abundantes gracias, como recibiéndolas de las mismas manos de la Madre del Redentor.¨ (Juan Pablo II, RVM, 1).

El Santo Hermano Pedro fue devotísimo de la Virgen María y todos los días rezaba cinco rosarios con sus hermanos y con los enfermos de Belén.   En Santiago promovió el rosario cantando en las calles y el rosario perpetuo, logrando que en 1,665 en la ciudad se rezasen 322,044 rosarios y coronas. Como amoroso y obediente hijo, el  Hermano Pedro consultaba con la Virgen todas sus grandes decisiones.  ¨A los pechos de esta piadosísima  madre se crió el espíritu del Hermano Pedro y a ellos se acogía las noches enteras a beber los raudales purísimos de divinas luces, que por el cauce de esta fuente inmaculada hacía llegar a su alma dichosa¨. (LOBO)

                        RECEMOS EL SANTO ROSARIO.
Nos persignamos:
             Por la señal de la Santa Cruz, De nuestros enemigos,
                         Líbranos Señor, Dios Nuestro,
                         En el nombre del Padre,  Y del Hijo,
                         y del Espíritu Santo,  AMÉN.

Rezamos  el Credo:
                  Creo en Dios Padre, Todopoderoso, Creador del Cielo y de la Tierra
Y en Jesucristo su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo. Nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilatos, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos,  y al tercer día resucito de entre  los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios Padre Todopoderoso,  y desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo  en el Espíritu Santo, la Santa Madre Iglesia Católica, la Comunión de los Santos,  el  perdón de los pecados y la vida perdurable AMÉN.

Rezamos el Señor Mío Jesucristo…
                   Señor  mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Creador y Redentor mío,  por ser Vos quien sois, porque os amo sobre todas las cosas, me pesa en el alma haberos ofendido,  os propongo firmemente nunca más pecar apartarme de las ocasiones y peligros de ofenderos, confesarme a su tiempo, cumplir la penitencia que me fuera impuesta, os ofrezco Señor mi vida, obras  trabajos y cuanto bueno hiciera en satisfacción de mis pecados  que me los perdonareis y me daréis gracia para enmendarme y  perseverar en vuestro Santo Servicio, hasta el fin de mi vida,  AMÉN.



Antes de cada Misterio:
                 
                    María, Madre de Gracia y Madre de Misericordia, en la vida y en la muerte, ampáranos gran Señora. No te olvides de nosotros en aquella última hora, Virgen Santísima.
                    ¡Oh Jesús mío!, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de tu infinita misericordia.

                     A continuación: Se anuncia el misterio correspondiente.
                          Se reza  Un Padre Nuestro:
Padre Nuestro, que estás en el cielo, santificado sea Tu Nombre, venga a nosotros tu Reino y hágase Tu Voluntad  así en la tierra como en el cielo.  Dadnos hoy  nuestro pan de cada día y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a  los que  nos ofenden y no nos dejes caer en tentación y líbranos de todo mal, AMÉN.-

                           Se rezan  10  Ave Marías:
Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo
Bendita tu eres, entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, JESUS
Santa María,  Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y
En la hora de nuestra muerte, AMEN.-

                           Se reza Un Gloria:
   Gloria al Padre, Gloria  al Hijo y Gloria al Espíritu Santo
   Como era en un principio, ahora y siempre, por los siglos
   De los siglos,   AMÉN.-

Al finalizar las cinco estaciones de cada Misterio, se reza:

                  1 Padre Nuestro, seguido de: 3 Ave Marías:

1):   Dios te salve María Santísima, Hija de Dios Padre, Virgen Purísima y Castísima antes del parto, en tus manos encomiendo mi FÉ, para que la alumbres, llena eres de gracia,  El Señor es contigo y Bendito es el fruto de tu vientre Jesús.
Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la
hora de nuestra muerte,  AMÉN.-

2):   Dios te salve María Santísima, Madre de Dios Hijo, Virgen Purísima y Castísima,  en el parto,  en tus manos encomiendo Mi Esperanza para que la alientes,  llena eres de gracia, el Señor es contigo y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.   Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, AMEN.-

3):   Dios te salve María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo, Virgen Purísima y Castísima después del parto,  en tus manos encomiendo mi CARIDAD, para que la inflames,  llena eres de gracia, el Señor es contigo y bendito es el fruto de tu vientre Jesús.   Santa María, Madre de Dios,  ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora  de nuestra muerte AMÉN.-

Luego se reza la SALVE:

Dios te salve, Reina y Madre de Misericordia, vida dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve, a ti llamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Éa, pues Señora, Abogada nuestra: vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos, y después de este destierro, muéstranos a Jesús,  fruto bendito de tu vientre,  ¡Oh, clemente!   ¡Oh Piadosa!  ¡Oh, dulce siempre Virgen María!

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las
promesas  y gracias de nuestro Señor Jesucristo,  AMÉN.-


AL  FINALIZAR,  SE  REZARÁN  LAS LETANÍAS  LAUTERANAS QUE SE
DETALLAN  A CONTINUACIÓN:

Señor, ten piedad             Se repite         Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad                                    Cristo, ten piedad                
Señor, ten piedad                                     Señor, ten piedad
Cristo, óyenos                                           Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos                                   Cristo, escúchanos

Dios, Padre Celestial                         Ten Misericordia de
Dios Hijo Redentor del Mundo                Nosotros.     
Dios Espíritu Santo                                      ¨
Santísima Trinidad sólo Dios                      ¨

Santa María                                                               Ruega por nosotros
Santa Madre de Dios                                                              ¨ 
Santa Virgen de las Vírgenes                                                
Madre de Jesucristo                                                               ¨
Madre de la Iglesia                                                                 ¨
Madre de la Divina Gracia                                                    ¨
Madre Purísima                                                                      ¨
Madre Castísima                                                                    ¨
Madre sin mancha                                                                 ¨           
Madre de todos los hombres y mujeres                               ¨
Madre de los pobres                                                              ¨
Madre Inmaculada                                                                ¨  
Madre Amable                                                                       ¨                        
Madre Admirable                                                                  ¨
Madre del buen consejo                                                        ¨
Madre del Creador                                                                ¨
Madre del  Salvador                                                              ¨
Virgen Prudentísima                                                             ¨
Virgen digna de veneración                                                    ¨
Virgen digna de alabanza                                                     ¨
Virgen poderosa                                                                    ¨
Virgen Clemente                                                                 ¨
Virgen fiel                                                                              ¨


Modelo de Santidad                                              Ruega por nosotros
Humilde Sierva del Señor                                              ¨       
Peregrina de la Fé                                                                   ¨
Espejo de Justicia                                                                   ¨   
Causa de nuestra alegría                                                       ¨
Templo del Espíritu Santo                                                    ¨
Templo de gloria                                                                    ¨
Tesorera de Gracias                                                               ¨
Princesa de los cielos                                                              ¨
Rosa Mística                                                                            ¨
Gloria de Israel                                                                       ¨
Esplendor de Gloria                                                               ¨
Vestidura de Dios
Arca de la Alianza
Puerta del Cielo
Estrella de la mañana                    
Estrella de la evangelización 
Salud de los enfermos
Refugio de los pecadores
Consoladora de los afligidos
Auxilio de los Cristianos
Reina de los Ángeles
Reina de los Patriarcas                                                 ¨
Reina de los Profetas
Reina de los Apóstoles
Reina de los Mártires
Reina de los Confesores
Reina de las Vírgenes
Reina de todos los Santos
Reina concebida sin pecado original
Reina llevada al cielo
Reina del Santísimo Rosario
Reina de la Familia
Reina de América
Reina de la Orden Franciscana

CORDERO DE DIOS QUE QUITAS EL PECADO DEL MUNDO
        R:    Perdónanos Señor
CORDERO DE DIOS QUE QUITAS EL PECADO DEL MUNDO
        R:    Escúchanos Señor
CORDERO DE DIOS QUE QUITAS EL PECADO DEL MUNDO
        R:    Ten piedad y misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios
        R:    Para que seamos dignos de alcanzar las promesas y gracias
                               De Nuestro Señor Jesucristo.   AMÉN.






                                ORACIONES FINALES



                                        O R E MO S

Te pedimos Señor, que nosotros, tus siervos gocemos siempre de salud del alma y del cuerpo, y por la intercesión de Santa María, la Virgen, líbranos de las tristezas de este mundo y concédenos las alegrías del cielo.  Por Jesucristo Nuestro Señor AMÉN.-



                                 INVOCACIONES


          BAJO TU AMPARO NOS ACOGEMOS SANTA MADRE DE DIOS, NO DESPRECIES LAS SUPLICAS QUE TE DIRIGIMOS EN NUESTRAS NECESIDADES, ANTES BIEN, LÍBRANOS SIEMPRE DE TODO PELIGRO: ¡OH VIRGEN GLORIOSA Y BENDITA!


          BENDITA SEA TU PUREZA Y ETERNAMENTE LO SEA, PUES, TODO UN DIOS SE RECREA EN TAN GRACIOSA BELLEZA.  A TI CELESTIAL PRINCESA,  VIRGEN SAGRADA MARÍA, YO TE OFREZCO EN ESTE DÍA
( Ó NOCHE) ALMA, VIDA Y CORAZÓN. MIRAME CON COMPASIÓN Y NO ME DEJES MADRE MÍA.-



              ¡AVE MARÍA PURÍSIMA,  -   SIN  PECADO  CONCEBIDA!.-

                            













                                

                                      MISTERIOS  GOZOSOS.
                                            (Lunes  y  Sábados)

l.-  La anunciación del Señor a la Virgen María.   Lucas. 1:26-33,38.
                                                                    
    El Ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazareth,  a una virgen prometida a un hombre llamado José, de la casa de David.  El
nombre de la virgen, era María.   A su llegada, el Ángel le dijo a ella:
¨Regocíjate, Oh! Hija favorecida de los altos! El Señor está contigo, bendita tú eres entre  todas las mujeres¨.  Ella estaba profundamente asombrada por sus palabras, y
pensaba  qué significaría ese saludo?
El ángel volvió a decirle a ella. ¨No temas María, tú has encontrado el favor de Dios.  Tú concebirás y procrearás un hijo a  quien llamarás JESÚS.  Grande será su dignidad, y él será llamado EL HIJO DEL ALTÍSIMO,   NUESTRO SEÑOR DIOS, le dará a él el trono de David su padre.     Él gobernará sobre la casa de Jacob por siempre y su reino no tendrá fin¨.




2.- La visitación de la Virgen María a su prima Santa Isabel.     Lucas 1: 39’45.


     María fue hasta la ciudad de Judea, donde entró en casa de Sacarías y saludó a Isabel, cuando ésta escuchó el saludo, el bebé saltó en su vientre.  Isabel fue llena
Del Espíritu Santo y gritó con gozo: ¨Bendita eres tú entre todas las mujeres, y Bendito
Es el fruto de tu vientre.  Pero  quién soy yo para que la madre de mi Señor venga a mí?
En el momento que mis oídos escucharon  tus saludos, mi bebé saltó de gozo en mi vientre.  Bendita eres tú que confiaste en que las palabras del Señor se cumplirán¨.     
                              



3.- El nacimiento del Niñito Jesús en el portal de Belén.        Lucas 2:6-12

    
Y allí nació su primer hijo, y lo envolvió en pañales y lo acostó en el establo,       porque no había alojamiento para ellos en el mesón.
Allí  había  pastores viviendo en esa región, en los campos, y turnándose para cuidar durante la noche a sus rebaños.  El Ángel del Señor se les apareció como la Gloria
Del Señor brillando alrededor de ellos, y ellos estaban bastante asustados,.  El Ángel
Les dijo: No tienen porqué temer! Yo vengo a proclamarles la buena nueva a ustedes  el gran gozo para ser compartido por toda la gente. Este día en la ciudad de David, el Salvador ha nacido para ustedes,  El Mesías y Señor, que ésta sea una señal para ustedes,  en un pesebre,  ustedes encontrarán a un  niño envuelto en pañales.¨
                                                                       




4.- La presentación del Niño Jesús en el Templo.            Lucas 2.25-32
     

En ese tiempo vivía en Jerusalén un hombre llamado Simeón, estaba esperando la consolidación de Israel y el Espíritu Santo descendió sobre él, y le reveló que no moriría sino hasta ver la Presentación de Nuestro Señor.  El vino al Templo entonces, inspirado por el Espíritu y cuando los padres trajeron al Niño Jesús,  para proceder al ritual acostumbrado por la Ley, él  tomó al Niño en sus brazos, y bendijo a  Dios con estas palabras:
                ¨Ahora  Maestro, ya puedes despedir a tu sirviente en paz, has
cumplido con Tu palabra,  porque mis ojos han sido testigos de lo que has  hecho
Para que toda la gente vea:   La revelación de la luz a los Gentiles, la gloria a su gente
de  Israel.¨




5.- El Niño Jesús perdido y hallado en el Templo.                 Lucas 2:41-50


Los padres de Jesús acostumbraban a ir cada año para las fiestas, y cuando Él cumplió
doce años fueron para la celebración como era su costumbre.  Al finalizar de la fiesta
El Niño Jesús permaneció atrás, sin saberlo sus padres.  Pensando que Él estaba con los demás, continuaron el viaje por un día, buscándolo entre sus parientes y amigos.
Como no lo encontraron, regresaron a Jerusalén en busca de Él.
   Al tercer día, ellos lo encontraron en el Templo, sentado en medio de los Maestros
de la Ley, escuchándolos y haciéndoles preguntas.  Todo el que lo escuchaba estaba
asombrado de su inteligencia y de sus respuestas.
   Cuando sus padres lo vieron, quedaron asombradísimos y su madre le dijo:

   ¨Hijo,   por qué nos has hecho esto?  Tú sabes que tu padre y yo te hemos buscado                                                                           llenos de  angustia¨

Él les respondió:       ¿por qué me buscaban, no sabían que Yo tenía que estar en  la                                                                                 
                                                                   Casa de Mi Padre ?¨

Pero ellos no comprendieron lo que Él les dijo.                                                                


   


                       

                               



                                MISTERIOS LUMINOSOS.
                                                (Jueves)



1.- El Bautismo del Señor en el río Jordán.            Mateo 3:1-17
      

Dios envió un mensajero: Juan El Bautista, para preparar a la gente de la venida de
Jesús.  Juan vivía en el desierto,  bautizando y predicando.  Él dijo a la gente:
¨Arrepiéntanse  de sus pecados,  y sean bautizados.¨  Mucha gente de Judea y Jerusalén  siguieron las prédicas de Juan.  Confesaron sus pecados y fueron bautizados en el río  Jordán.

No mucho tiempo después, Jesús arribó de Galilea, y fue bautizado por Juan en el Río
Jordán.  Cuando Jesús salió del agua, los cielos se abrieron, y El Espíritu Santo bajó
Sobre Él, como una paloma.  Una voz del cielo dijo:   ¨Éste es Mi Hijo muy amado,
En quien estoy  muy complacido.¨
                                                                                            




2.- Las Bodas de Cana.                        Juan 2:1-12


Hubo una boda en la ciudad de Cana, en Galilea.  Jesús fue con su Madre María y
Sus Discípulos.  María notó que no había más vino para celebrar la fiesta de la boda Y le dijo a Jesús: ¨Ellos  ya no tienen vino¨  Jesús replicó: ¨Mi tiempo no ha llegado¨.
Sin embargo, María dijo a los sirvientes: ¨Hagan lo que Él les diga¨.


Cerca  habían 6 jarras de agua de piedra, suficientemente grandes para contener entre
Veinte y treinta galones.  Jesús dijo a los sirvientes: ¨Llenen las jarras con agua.¨
Cuando ellos hubieron hecho eso, les dijo: que vaciaran un poco del agua y se la dieran
a   tomar al Jefe.  Los sirvientes  entonces, tomaron el agua que ya había sido convertida
en vino, y él la probó.  Él no sabía de dónde había venido ese vino, pero naturalmente
los sirvientes sí lo sabían.  El Jefe llamó entonces al novio, y le dijo: ¨Todos sirven el
mejor  vino primero, y después el más inferior, cuando los invitados ya están borrachos.  Pero  usted ha guardado el mejor vino hasta ahora. !¨ 
Jesús  hizo éste Primer Milagro en Cana de Galilea, y reveló Su Gloria;   y sus discípulos  creyeron en ÉL.-  
                               







3.- La Proclamación del Reino de Dios invitando a la conversión.    Marcos 1:15   


Jesús predica el Evangelio en Galilea. El proclama que éste es el tiempo en que se cumplirá, que el Reino de Dios está cerca. El pide a todos que se  arrepientan, y perdonará los pecados de aquellos que crean en EL.

El Ministerio de Jesús fue de Misericordia  y Compasión.  Él llamó a la gente a que se
arrepintieran,  alcanzando especialmente a aquellos  que creían  estar fuera de la Misericordia y el Amor de Dios.  Él llevó la sanación y reconciliación de Dios a todos.
Jesús llamó a sus seguidores a compartir el Amor de Dios y los desafió a ofrecerse el
perdón uno al otro.  Jesús continúa con su Ministerio ahora, a través de su Iglesia particularmente en el Sacramento de la Reconciliación.  Aquí los pecadores reciben
el  amor sanador de Dios y son renovados a seguir adelante y ayudar a construir el
Reino de Dios.  A través de la Gracia de Nuestro Padre,  continuamos escuchando  la
Buena  Nueva  que Jesús enseña y comparte en el regalo del eterno amor de Dios.-

     

4.- La Transfiguración del Señor en el Monte Tabor.        Lucas 9:28-36
  

Jesús  subió a la montaña a orar  y llevó con ÉL a Pedro,  Santiago y Juan. Mientras oraba, su rostro cambió su apariencia y sus ropas se volvieron blancas brillantes. De repente, Moisés y Elías aparecieron en la Gloria Celestial, y hablaron con Jesús.

Aunque Pedro y sus  compañeros  estaban con mucho sueño, procuraron mantenerse despiertos y vieron  la Gloria de Jesús  y a Moisés  y Elías con ÉL. Entonces una nube vino y los cubrió completamente, y los tres discípulos estaban  terrificados.  De la nube
vino  una voz que decía:   Éste es mi Hijo, Mi Escogido, escúchenlo.¨ Cuando la voz habló,  Jesús y los discípulos ya  estaban solos.   Ellos guardaron silencio y no dijeron
a  nadie sobre lo que habían visto.  En el Monte Tabor, los  Apóstoles ven la Gloria de Dios en el Rostro  Iluminado  De Jesús. 
               
                                                   



5.- La Institución de la Eucaristía.            Juan 13:1-11,      Mateo 26:26-29.
  
Jesús supo que Su hora había llegado de dejar este mundo y volver a Su Padre. Tomó su lugar en la mesa, donde los discípulos estaban comiendo, y Jesús tomó una rodaja de pan, la bendijo, la partió y la dio a sus discípulos  diciendo: ¨Tomen y coman, todos de él,  porque Éste es Mi cuerpo.¨   Después tomó una copa y dando  gracias, se las dio a sus discípulos diciendo:   ¨Tomen y  beban  todos de él,  porque ésta  es  Mi Sangre, sangre de  la  alianza  nueva y eterna que será  derramada para  el  perdón de los pecados.¨          
                       

                    
                  

             
                                 MISTERIOS DOLOROSOS
                                            (Martes y Viernes)


1.- La oración de Jesús en el Huerto de los Olivos.    Lucas 22:39-46.


Jesús  salió y se fue como era su costumbre, al Monte de los Olivos;  sus discípulos lo
acompañaron.  Al llegar al lugar Él les dijo: ¨Ore n, para que no caigan en tentación.¨    se adelantó un  poco  y cayó postrado de rodillas,  muy afligido y angustiado, orando así:  
                        ¨Padre si te es posible, aleja de  Mí esta copa.
                       Pero que no se haga Mi voluntad, sino la Tuya.¨

Un Ángel  se le  apareció del cielo, para confortarlo.  En su angustia, Él oraba con gran intensidad, y su sudor se volvió gotas de sangre, cayendo al suelo.  Entonces Él se levantó de orar y vino donde sus discípulos, sólo para encontrarlos  dormidos,  exhausto
con dolor, Él les dijo: ¨ Porqué están durmiendo?  Despiértense y oren, para que no
estén sujetos al juicio.¨
                       



2.- La flagelación de Jesús.                    Marcos 15:6-15


Pilatos, como quería quedar bien con la gente, que  gritaba: ¨dejad que su sangre                                           
caiga sobre nosotros y sobre nuestros hijos¨. Dejó libre a Barrabás, y  después de ´
mandar que azotaran a Jesús,  se los entregó  para que lo crucificaran.
                    



3.- La coronación de espinas de Nuestro Señor Jesucristo.    Juan 19:1-8


Ellos le quitaron sus vestiduras y lo envolvieron con una capa de color rojo escarlata
Le colocaron una corona hecha de espinas, y empezaron a burlarse de Él. Le gritaban
¨Oh, Rey de los Judíos¨, y le pegaban en el rostro al decírselo así. Pilatos dijo: ¨llévenlo
Y crucifíquenlo ustedes, yo no encuentro caso en contra de él.¨   Los judíos respondieron: ¨nosotros tenemos nuestra ley  y de acuerdo a esa Ley EL debe morir
pues se ha hecho como el hijo de dios.¨  Cuando  Pilatos escuchó eso hablando del
rey, estuvo más asustado que nunca.-
               



4.- Jesús con la cruz a cuestas, camino al Calvario.        Juan 19:16-22


Jesús salió llevando su cruz, para ir al llamado ¨Lugar de la Calavera¨ que en
Hebreo se llama  Gólgota.  Allí lo crucificaron y junto a  Él a otros dos, uno de cada
lado  y Jesús en el centro. Pilatos  había entregado una inscripción colocada en la
cruz que decía: JESUS, EL NAZARENO, REY DE LOS JUDÍOS.  Ésta inscripción,
en  hebreo,  latín y griego,  fue leída por muchos judíos puesto que el lugar en donde Jesús fue crucificado estaba cerca de la Ciudad.

El Jefe de Sacerdotes de los judíos, trató de decirle a Pilatos   ¨Usted no debió escribir Rey de los Judíos¨  debió escribir  en lugar  ¨Éste hombre dice ser el rey de los judíos¨.  Pilatos le respondió: ¨Lo que está escrito,  escrito está.¨
                       
                     


5.-La   Crucifixión  y  Muerte  de  Nuestro Señor Jesucristo    Juan 19:25-30


Cerca de la cruz de Jesús estaba Su Madre, la hermana de su madre,  María esposa de Cleofás,  y María Magdalena.  Viendo a Su Madre, con el discípulo que Él amaba, le dijo a su Madre: ¨Mujer, he allí a tu hijo.¨ después se volvió y dijo al discípulo:
¨He  allí a Tu Madre.¨ A partir de ese momento, el discípulo se hizo cargo de ella.

Después de esto, Jesús sabiendo que todo estaba terminado, dijo para cumplir con la
Escritura: ¨Tengo sed¨  Había allí  una jarra, llena de vino común.  Ellos tomaron una esponja,  la mojaron en el vino y lo restregaron en sus labios.  Cuando Jesús tomó el vino, dijo:   ¨Todo está terminado¨.   Los soldados echaron  suertes  para repartirse entre sí  la  ropa de Jesús y ver qué se llevaría cada uno.  La cortina del Santuario se partió  en dos.   Jesús, llorando fuertemente dijo:

                      ¨PADRE, EN TUS MANOS ENCOMIENDO MI ESPÍRITU¨.  

Después de esto….expiró!!!
                    



      












                                  MISTERIOS GLORIOSOS
                                      (Miércoles y Domingo)


1.- La resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.        Marcos 16:1-7

Cuando finalizó el sábado, María Magdalena, María la madre de Santiago y Salomé
trajeron aceite perfumado con el cual intentaban cubrir a Jesús. Muy temprano, apenas
después de la salida del sol, en el primer día de la semana, ellos  venían a la tumba.
Ellos decían el uno al otro,  ¨quien nos quitará  la piedra de la entrada de la tumba ?¨
Cuando ellos vieron, encontraron que la piedra había sido retirada para atrás  (era una
gran piedra).  A la entrada de la tumba ellos vieron a un joven sentado a la derecha vestido con una capa blanca.  Esto los asustó mucho, pero él les aseguró: No deben
sorprenderse.  Están buscando a Jesús de Nazaret, el que fue crucificado. 
Él ha resucitado,  Él no está aquí. Vean el lugar donde lo colocaron.  Vayan ahora y
Digan a sus discípulos y a Pedro: Él va delante de ustedes a Galilea, donde ustedes
Lo verán justo como Él les dijo.-                                                                                    


2.- La ascensión de Nuestro Señor Jesucristo a los cielos.    Lucas 24:46-53

Jesús dijo a los once: ¨Así está escrito, que el Mesías sufrirá y resucitará de la muerte al tercer día. En su nombre que se arrepientan para el perdón de sus pecados deberá ser predicado en todas las naciones, empezando en Jerusalén.
Ustedes son testigos de esto. Yo enviaré sobre ustedes la promesa de Mi PADRE.
Permanezcan aquí en la ciudad, hasta que ustedes sean revestidos con el Poder
De lo alto.¨

Entonces EL los llevó  cerca de Bethany,  y con sus manos elevadas  al cielo los bendijo y una nube lo envolvió  y no lo volvieron a ver.-Ellos cayeron al suelo, haciéndole a Él
Una reverencia,  entonces volvieron a Jerusalén llenos de gozo. Allí es donde fueron
Encontrados en el Templo constantemente hablando de las Gracias de Dios.
                           


3.- La venida del Espíritu Santo sobre la Virgen María y los Apóstoles.
                                                                    Hechos 2:1-7
Cuando llegó el día de Pentecostés, los encontró reunidos en un lugar.  De repente
De arriba del cielo vino un ruido tremendo de un fuerte viento que se escuchaba en
Toda la casa donde ellos estaban sentados.
Como lenguas de fuego aparecieron sobre ellos, y quedaron todos llenos del
Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas según el Espíritu hacía que                            
Hablaran.-   Estaban en Jerusalén donde en ese tiempo había devotos judíos de todas las naciones bajo el cielo.  Ellos escucharon el ruido y se juntó una gran cantidad de personas.  Y  estaban muy confundidos, pues cada uno podía escuchar lo que hablaban los Discípulos  en sus propias lenguas. Toda la concurrencia estaba atónita.
                                                                                                   

4.- La Asunción de la Virgen María a los cielos.            Lucas 1:46-55


¨Proclama mi alma la grandeza del Señor,
Se alegra mi espíritu en Dios mi salvador;
Porque ha mirado la humillación de su Esclava.

Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
Porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí;

Su nombre es santo y su misericordia llega a sus fieles
De generación en generación.

Él hace proezas con su brazo: Dispersa a los soberbios de corazón,
Derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes,
A los hambrientos los colma de bienes y
A los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel su siervo, acordándose de su misericordia
-como lo había prometido a nuestros padres-
A favor de Abraham y su descendencia por siempre…¨


Así como creemos que Jesús murió y resucitó, así también creemos que Dios
Va a resucitar con Jesús a los que murieron creyendo en Él.
                                                                                                                                           

5.- La coronación de la Virgen María.        Judith 13:18,19-20


¨Bendita eres tú, hija, por el Más Alto Dios,  sobre todas las mujeres de la tierra,
bendito sea NUESTRO SEÑOR DIOS,  creador del cielo y de la tierra…  Tu
hecho  de esperanza nunca será olvidado por aquellos que hablan de las maravillas
de Dios. Que Dios haga esto redundar en tu interminable honor,  premiándote con
bendiciones, pues tú arriesgaste tu vida cuando tu gente estaba oprimida, y tu apartaste nuestro desastre caminando delante de nuestro Dios¨


Apareció en el cielo una gran señal: una mujer envuelta en el sol como en un
vestido, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas en la cabeza.
                            Apoc.12.1.